viernes, 21 de octubre de 2011

Post-it® -:Pedro Sánchez Negreira

Superada la tormenta de la crisis de los siete años, acabamos encallando en la de los quince. Abatidos, decidimos recurrir a la Terapia de Pareja. Allí descubrimos que nuestra única alternativa era dar rienda suelta a nuestras fantasías eróticas. Cómo negar que esta solución reveló, más en ella que en mí, una imaginación ubérrima que supuso el comienzo de nuestro juego de amantes recientes.


Como quince años de matrimonio no habían sido suficientes para atrevernos a arrostar nuestras vergüenzas, acordamos confesarnos nuestros deseos en notas.


En su primer Post-it® –estándar, cuadrado, amarillo- ella me decía que siempre había querido hacerlo en un parking a la hora en la que casi no se encuentran plazas libres. En el siguiente –cuadrado y azul neón suave- me hablaba de los probadores de Zara en rebajas. Después vino el redondo y rosa en el que me incitaba a buscarla en el vestuario del gimnasio.

En uno naranja, con forma de flor, me citó en el salón de actos del colegio de los niños. En el rojo, con diseño de labios de mujer, escribió que desde que habían estrenado el ascensor panorámico que subía al mirador, no había pensado en otra cosa. La noche que lo probamos, al bajar, colé dos paréntesis en el letrero exterior con mi edding 500: ASCENSOR PUB(L)ICO.


Yo sólo usé un Post-it® -76 x 127, verde neón intenso- para contarle que mi única fantasía era que incluyéramos a otra mujer en nuestro juego. Así fue como se coló M. en nuestras vidas. Lo que nunca le conté fue que la cama y las destrezas de M. habían sido mi refugio desde nuestros primeros desencuentros, ocho años atrás.


El terapeuta tenía razón. Remontamos la crisis y todo fue perfecto hasta hoy, en que he llegado a casa y me he encontrado con un post-it® fucsia, con diseño de flecha, señalando la puerta. Dejó escrito que se ha enamorado locamente de M. y se ha fugado con ella.


IMPRIME ESTE POST

13 comentarios:

MJ dijo...

El que juega con fuego...
Me ha encantado releer este magnífico microrrelato al que no le falta ni le sobra una coma.
Mis felicitaciones, Pedro.

Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Acuerdo con MJ, la relectura de este cuento ha sido un placer. Así sucede cuando se tiene la dicha de encontrar un gran escrito como este.

Enhorabuena por esta merecida publicación, Pedro!!!

Elysa dijo...

Con las palabras precisas y esa elegancia para utilizarlas me lleva este texto por toda la historia de ese matrimonio que intenta crear nuevas ilusiones y sí las crea sobre todo para ella...
Lo he disfrutado.
Enhorabuena por la publicación

Besitos

MIMOSA dijo...

Enhorabuena por la publicación, recuerdo que fue precisamente este texto el que me enganchó y me animó a seguirte.
Besos

Ximens dijo...

Es buena señal que saliendo del grupo de amigos un equipo de expertos decidan publicar un relato tuyo. Tu relato tiene una voz que anticipa algún desenlace, aunque no se sepa cual. Destila un erotismo escénico e imaginativo. La prosa es exquisita. El final sorpresivo e incluso gracioso, por capullo. Me ha gustado la pista que nos has ido dando y que no descubrimos hasta el final: El juego de colores del símbolo gay. He disfrutado. Espero que te lo publiquen en papel.

Raquel dijo...

Muy bueno, el escritor nos va llevando, con una forma de contarlo que derrocha elegancia, hasta que nos arranca esa sonrisa final con moraleja.
Enhorabuena por la merecida publicación.

Bágoas dijo...

Merecida publicación, te lleva de una manera muy grata hasta no sabes dónde, para al final dar con un desenlace brillante.
Ahora a por el papel.
Felicidades.

Lola NN dijo...

Un relato realmente bueno.

Felicidades, Pedro.

Zaraceno dijo...

Caras vemos...sexos no sabemos!
Buen micro Don Pedro.

Araceli Esteves dijo...

No hay decisión que no conlleve riesgos. Los protagonistas de tu texto deciden abrir la caja de las fantasías sin contar con lo imprevisible de esa acción.Me gusta mucho la idea de ir dejando post-its de formas y colores diversos para dar rienda suelta a esos deseos ocultos.

Mae dijo...

Va a resultar ser verdad que, a la larga, en el amor tres son multitud.
Me gusta mucho el tono entre irónico y resignado con el que el protagonista cuenta su experiencia y me gusta, sobremanera ( confieso que malévolamente) que el más "listillo", haya salido escaldado.
Felicidades Pedro.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

MJ, Patricia, Elysa, Mimosa, Ximens, Raquel, Bágoas, Lola, Zaraceno, Araceli y Mae, a todos y cada uno, muchas gracias por acercaros hasta aquí y dejar vuestros comentarios.

Y a los responsables de Al Otro Lado del Espejo, mil gracias por acoger mis letras en vuestro espacio.

Un abrazo fuerte a todos.

Rocío Romero dijo...

Estupendo Pedro,
Es lo que tiene ser un jugador más en una partida entre varios ;-).
Y la idea de los post-its como juego de pistas me ha parecido excelente.
Enhorabuena por la publicación y un abrazo