lunes, 1 de julio de 2013

Déjà vu, por Ximo Raga

Ella ha dejado de gritar. Ya no se mueve. Él pasa sus brazos por debajo y la levanta. Se mueve con seguridad, no es la primera vez. Deja su cuerpo inconsciente sobre una silla. La está atando. 
Antes de levantarse, la mira a los ojos. Está despierta. Respira con dificultad.
Niño, dice. Niño, repite. Él acerca su oído hasta su rostro y asiente. No grites, le recuerda volviéndose.
Duerme, susurra. Gracias a Dios, exclama la mujer.  Él ya rebusca por los cajones. No encontrarás nada de valor. Cállate.
Mi marido no tardará en volver. Lo sé, dice y desaparece en otra habitación.
Ahora se acerca caminando, lleva el bebá en brazos. Está despierto pero no llora. Ella calla, sumisa. 
El ruido de un coche atrapa su atención por un momento. Sienten miedo.
La desata y le entrega el bebé. Se ha descubierto el rostro. La besa. Un solo beso en los labios y se marcha apresuradamente. 
Ella observa la puerta por un momento y asiente. Mira al bebá y lo arrulla con una canción. 
Suena el teléfono. Su marido llegará tarde.
El bebé ha vuelto a dormirse. 


4 comentarios:

T.FLYWHEEL dijo...

Nota del autor: Donde pone bebá, debería poner bebé. se han equivocado los del blog.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Ya ha sido subsanado. Efectivamente, al añadir las tildes que faltaban cometimos un error.

senyorca dijo...

Hola... no sé qué escribir y no sé si va a servir de algo. por ahí espero un consejo o una ayudita o yo que sé. este es mi blog, aunque en catalan: senyorca.blogspot.com.
después de descubrir poetas, me siento una mierda

El Jugador dijo...

http://www.todoebook.com/EL-RASTRO-DE-LA-MUJER-CARACOL-ALAIN-BARRETO-HERNANDEZ-IDEA-LibroEbook-ES-SPB0246043.html

Este autor es como un bebé también, de verdad: él ni llora ni mama, pero le maman de los otros los llantos. Espero que guste su expresión.