martes, 28 de abril de 2009

Los figurantes

El perro era fundamental. Tenían que evitar mostrar ropa de marca. Todo tenía que ser de segunda mano pero sin muchos rotos. La bebida se la proporcionaba la oficina de turismo del país residente y en muchos casos se rellenaba de agua. Había gente más experimentada en tocar la flauta. Otros sabían sujetar el vaso de las monedas sin que le temblara mucho el pulso. La gente que cantaba mal estaba cotizada. Los pasillos con corriente eran los más solicitados por los demandantes del puesto. Un observador de la oficina de turismo se infiltrraba entre ellos para que nadie se saltara ninguna norma y asi potenciar las expectativas de la oficina para que el turista observara las escenas y pudiera comparar la pobreza de la ciudad con la grandeza de sus cuidados barrios y monumentos.

by Marcos Vasconcellos
(El Escribano Palustre y otras tristorias cotidianas. Inédito)
marcos_vasconcellos@yahoo.es


3 comentarios:

adriana montaldo vera dijo...

Marcos, que decirte, me siento entre halagada y ultrajada...
no tengo inconveniente de que uses una foto mia para tu blog, es muy buena propaganda, pero por favor, la proxima vez, pedime la foto que necesites, sobre todo porque para mi es un trabajo y lo que ves ahi es producto de un proyecto, aparte de mi experiencia de viaje...

sin otro particular, te saludo atentamente
Adriana Montaldo Vera

alotroladodelespejo dijo...

no te preocupes adriana, lo entendemos perfectamente, solemos informar siempre y remitimos los enlaces de donde proceden las fotografias. no volverá a ocurrir, aunque el autor del texto es ajeno a todo esto.
al otro lado del espejo es el único responsable.

adriana montaldo vera dijo...

a partir de este momento cuentan con mi aporte, y espero ayudarles en futuras oportunidades